Así se vivió el Ultracamp Viejas Cleteras en el Cajón del Maipo#RidechileNews #UltracampViejasCleteras

Con 40 participantes dispuestas a vivir una gran experiencia de pedaleo y sororidad se realizó el Ultracamp Viejas Cleteras realizado el pasado sábado 28 y domingo 29 de septiembre en el Cajón del Maipo.

Fotos gentileza Pilar Elorriaga

Desde las 9:00 horas del sábado comenzaron a llegar las cleteras a San José de Maipo, el punto de inicio para los 70 kilómetros que las esperaban el primer día, así que el nerviosismo y ansiedad estaban presentes. Las chicas se fueron incorporando con sus kits y regalos de los auspiciadores, y se prepararon para tomar sus bicicletas y emprender rumbo hacia Baños Morales y luego hacia El Ingenio, donde se encontraba el campamento base, y es que les aguardaba una ruta dura y desafiante.

“No quiero sonar exagerada, pero lo que viví el fin de semana fue brutal… Hace muy poco tiempo que empecé en esto, si bien toda la vida me ha gustado andar en bicicleta como paseo, siempre me había puesto límites físicos y límites mentales. En el tramo desde la Plaza de San José de Maipo hasta Baños Morales me quería morir… Hubo partes donde miraba hacia adelante y no había nadie, miraba hacia atrás y no había nadie… Pensé varias veces en subirme a la camioneta de apoyo porque en serio mi cuerpo no daba más… pero mi Cami Optimista me decía que sí era capaz… ¡Y LO LOGRÉ! Llegué pedaleando hasta Baños Morales… la sensación más rica que he sentido en mi vida, no sé cómo explicarlo. ¿Y saben qué? No es la mente, no son los músculos, no son tus pulmones… ES PURO CORAZÓN”, contó Camila Zamorano, participante del Ultracamp.

Después de casi 5 horas de pedaleo con paisajes alucinantes, las chicas tomaron descanso en el campamento base situado en el Centro de Eventos “Canto del Agua”, a orillas del Río Maipo donde se instalaron 13 carpas de lujo, correctamente equipadas con camas con calentador, electricidad e incluso veladores, transformando así la actividad en toda una experiencia. Allí fueron recibidas con unas cervezas Austral heladas con un rico picoteo, masajes y botas de compresión para el recuperamiento muscular a cargo del centro de entrenamiento BPRO Training, lo que las mantuvo disfrutando mientras se preparaba un alucinante asado.

Fotos gentileza Pilar Elorriaga

Sin duda, un tercer tiempo de lujo con ocho horas de calidad que incluyó momentos únicos, como una charla motivacional de parte de la ejemplar Daniela Seyler al tiempo que Mall Sport junto a Traildog MTB se ocuparon de hacer un mantenimiento a las bicicletas para posteriormente dictar una útil e interesante clase de mecánica básica, para terminar las actividades haciendo concursos con grandes premios Bianchi, Giro, Knog, entre otros.

Fotos gentileza Pilar Elorriaga

La experiencia se extendió en la noche con un gran fogón, donde algunas pusieron sus marshmellows al fuego mientras otras bailaban alrededor, cerrando con una nota muy alta la primera jornada.

Con las energías repuestas llegó el amanecer y algunas de las chicas cambiaron sus bicicletas por el mat de yoga para una sesión memorable a orillas del Río Maipo.

Posteriormente tomaron desayuno, hubo otras actividades como concursos y entrega de premios y menciones a quienes habían sido aportes excepcionales en esta experiencia. De este modo las chicas se despidieron de “El Canto del Agua” y con rumbo al punto de partida: San José de Maipo.

Fotos gentileza Pilar Elorriaga

En conclusión, las caras que unas 30 horas atrás eran desconocidas, ahora se habían transformado en nuevas amistades. El hielo se había roto, abundaban las risas, las selfies y los abrazos. Así, las cleteras se despidieron de la que en palabras de muchas fue “uno de los mejores fines de semana de su vida”.

“Este fin de semana vivimos junto a un grupo de 40 mujeres una experiencia genial. Todas amantes de la bicicleta, unas con mucha experiencia, otras recién partiendo, da lo mismo, el querer desafiarse, el querer compartir, sin que nada importara mucho; si eres chilena o no, si eres rubia o morena, si eres gorda o flaca, si tienes 18 ó 50 años, si perteneces a un “grupo x” o no, toda esa estupidez que nos ciega como sociedad, porque al final todos somos importantes y el envoltorio es sólo eso. Fue un Camp genial Viejas Cleteras, un movimiento que crece día a día, porque la fuerza de la mujer no tiene límites. Tuvimos una ruta durísima, pero nadie se rindió, y luego un tercer tiempo lleno de risas, alegrías, momentos emotivos, charlas, clases, etc… Nada de esto hubiese sido posible sin contar con un grupo formidable de mujeres que se atrevió a mirar más allá de los prejuicios y abrió las puertas a un sin número de mujeres amantes del deporte, la vida al aire libre, la vida simple. Gracias Viejas Cleteras por crear estos momentos bacanes de esparcimiento y diversión, GRACIAS TOTALES.”, manifestaron las partícipes de este Ultracamp.

Fotos gentileza Pilar Elorriaga

Lunes 7 de octubre de 2019

 

Comentarios

comments