El camino hasta el nivel 50#RidechileArticulo #TipsdeZwift

La gran gracia de Zwift es que siempre nos propone pequeños objetivos para motivarnos a subir al rodillo y entrenar.

Al principio se trata de subir de nivel para desbloquear una nueva tricota, después quieres las mismas ruedas que tu compañero de club porque te permitirán ganar 3 segundos en una vuelta plana y luego esta otra bici más liviana.

Pasarás muchas horas en el rodillo entonces mejor tener una buena instalación: Pedestal @mamullux y plataforma de balanceo @mars_rocketboard

El primer gran desafío para muchos es desbloquear la Tron bike. ¡Te costará 50.000m de escalada! Pero esta bici sí que vale la pena, nada mejor para tirar pinta en las rutas de Watopia.

Después vienen los badges, de nuevo se vienen muchos kilómetros para completar todas las rutas. Para el PRL full y el Uber Pretzel seguramente habrás armado un meetup con amigos y después de largas horas sudando habrán desbloqueado este último badge que faltaba a tu colección. 

A este nivel ya te sabes todas las rutas de Zwift mejor que un taxista se sabe las calles de Santiago. Pero igual sigues entretenido y motivado porque ¡todavía hay un montón de objetivos!

¿La bici de tus sueños sólo se puede comprar al nivel 33? ¡A subirse al rodillo entonces!

Ya vas por los últimos badges, ¡y todos sabemos que este de los 15 días seguidos sí que cuesta! Y cuando por fin (gracias al confinamiento) lo desbloqueas te cuentan de los misteriosos logros escondidos… Everesting, 1200W, 100km/h!!! Puras locuras que no lograras sin una buena preparación. Ahora son varios meses entrenando en el rodillo con el fin de dar por completado (esta vez sí que sí) el desafío de los badges.

En el camino seguro te habrás inscrito a una carrera virtual. Esta sí que es una buena manera de terminar reventado, tirado en el suelo en la mitad de un charco de sudor. Y en unos minutos pasas del “nunca más” al “¿oye, cómo eso que me ganó Juanito? ¡Quiero mi revancha!” Y rápidamente ¡estás hecho un campeón del e-sport! Ya te sabes todos los trucos, donde apretar para cortar el grupo, que hay que hacer para aguantar la partida.

¡Y sin darte cuenta ya vas pasado el nivel 40! 

Ahora cada nivel corresponde a 1.000km más. Pero nada te detiene, paciencia y constancia son tus mejores amigas. Nada te detendrá en tu camino al santo grial del nivel 50!

Sigues avanzando motivado como nunca porque quieres esa rueda lenticular multicolor que dicen que es la más rápida del juego cuando de repente lanzan un nuevo mundo y ¡tienes que salir de nuevo en búsqueda de los badges de estas nuevas rutas!

Aquí voy a hacer un pequeño paréntesis y contarles un poco de mi propia experiencia en Zwift. Hice mis primeros kilómetros en Watopia en 2015. Y cuando digo Watopia es que realmente era Watopia y nada más. En este tiempo sólo existía un mundo, sólo existía una ruta, nada del Ocean Boulevard, nada de selva y ¡tampoco de mi ruta favorita del Alpe du Zwift! Sólo los 9,1km de Hilly Route… Entonces no quiero quejas de que faltan rutas nuevas en Zwift jajajaja

Finalmente llega el gran día tan esperado en que sacaste el cálculo con los puntos de experiencia y sabes que sólo necesitas 8km más para llegar al nivel 50. Se trata de elegir una ruta apropiada para esta celebración (mis raíces francesas me hicieron elegir el Ventoux en Francia) y ahora vas contando los metros que te separan del fin del juego. Después de 5 años en Zwift llegas al último nivel y te ganas esta tremenda tricota que ahora no cambiarás bajo ningún pretexto!

Tricota Nivel 50

Pero, ¿qué viene después? Cómo me lo preguntaba mi amigo Renzo Corsini, ¿cuál es el propósito de la vida después de eso?

Bueno… dije “¿fin del juego?” Estaba equivocado, todavía me quedan bicis por comprar, tiempos que mejorar (bajar las 8 horas en el virtual Everesting), siempre hay nuevas competencias (¡escuché rumores de e-sport en los juegos olímpicos!) ¡Vamos que esto no para!

Y ahora que lo pienso pedaleé 20.080km, 253.850m de desnivel y 26 días y 23 horas para llegar al nivel 50. Esto se ha convertido en una rutina. Me gusta. Incluso sin estos pequeños objetivos voy a seguir pedaleando en Zwift. Es mi mejor herramienta para entrenar y mejorar. ¡Ahora que estoy preparando el récord de la hora en velódromo estoy muy contento de poder contar con Zwift para mi preparación! 

¡Así que nada de jubilación! ¡Seguiré quemando trozos de pizzas en las rutas de Watopia!

Ahora ya saben cual es el camino, ¡sólo necesitan paciencia!

Ride on!

Romain Babin

Jueves 19 de noviembre de 2020

Comentarios

comments